Saltar al contenido

SegurCaixa Protección Jurídica

¿En qué consiste el seguro SegurCaixa Protección Jurídica?

A la hora de hacer negocios o cualquier trámite legal, siempre es recomendable acudir a especialistas en el ámbito del Derecho para ahorrar cualquier imprevisto.

Con un plan de seguro jurídico, estarás protegido en materia legal sin ninguna limitación, pues recibirás asesorías de profesionales y la atención será siempre personalizada e inmediata, además de otras formas de seguridad legal como el pago de honorarios y prestaciones a abogados, gastos judiciales, notariales o de fianzas, entre otras ventajas.

Si quieres adquirir un seguro jurídico, no debes seguir buscando en internet. Con la póliza en Derecho de SegurCaixa se acabaron los problemas legales. Dependiendo de la modalidad que escojas (básica o completa) tendrás cobertura parcial o total en situaciones donde necesites un representante ante la ley.

No te pierdas las promociones que SegurCaixa trae para ti. Antes de firmar el contrato, puedes negociar los alcances de los beneficios y limitar el presupuesto según sea tu caso. Así, cada póliza es personalizada, de acuerdo a las necesidades de los beneficiarios.

Coberturas incluidas en mi seguro

Entre los múltiples beneficios de contar con SegurCaixa Protección Jurídica es que, a diferencia de otras aseguradoras, su cobertura no se limita a recibir asesorías legales.

Los profesionales afiliados a esta aseguradora garantizan cobertura en la mayoría de los procedimientos bajo la ley, como elaboración de contratos o actas, defensas penales, pago de fianzas, cobertura total o por reembolso relacionados con gastos de notarías, aranceles, procedimientos legales, honorarios de abogados, evaluaciones de peritos, la realización de gestiones amistosas o extrajudiciales por demandas o reclamos, entre otros.

Ahora bien, dependiendo de la póliza que se adapte mejor a ti, ya sea la básica o la completa, la limitación del servicio afecta las garantías. Por ende, debes saber escoger muy bien la modalidad de póliza.

Modalidad básica vs modalidad completa

En SegurCaixa Protección Jurídica existen dos modalidades de póliza, cada uno con un valor agregado y ciertas ventajas para el beneficiario. Su escogencia dependerá de las necesidades del cliente.

  • La modalidad básica implica recibir asesorías de especialistas en Derecho en todas sus ramas vía telefónica de forma ilimitada, defensa en materia fiscal, en vivienda y ocupación, apoyo en gestiones documentales como contratos de suministros, servicios, laborales, reclamaciones por daños físicos, psicológicos y materiales, entre otros.
  • La modalidad completa abarca, por supuesto, todos los beneficios de la póliza básica. Sin embargo, también incluye prestaciones por separación de cónyuges o divorcios, defensa laboral en caso de un inconveniente individual con el empleador o una orden del sindicato, defensa y reclamación en casos de robo de identidad en medios como internet, defensa en relación con el servicio doméstico (solo si no hay inconvenientes con el Seguro Social), defensa y reclamación del propietario en proceso de desahucio, entre otros procesos.

Carencias para acceder a las coberturas

Las carencias son períodos de tiempo establecidos por la aseguradora previos a la disponibilidad de un servicio concreto. En el caso de SegurCaixa Protección Jurídica, las carencias varían según la modalidad contratada.

Las carencias en la modalidad básica son de 3 meses en los casos de defensa y reclamos por viviendas, derechos de propiedad de locales y ocupaciones. Por otro lado, las carencias en la modalidad completa limitan a 12 meses los servicios derivados a separaciones y divorcios.

¿Qué precio tiene SegurCaixa Protección Jurídica?

La mayoría de las pólizas de seguro jurídicas tienen costos altísimos debido a los gastos por honorarios y trámites legales que exigen los respectivos institutos públicos. No obstante, SegurCaixa Protección Jurídica piensa en el bienestar legal y económico de sus beneficiarios.

Mientras que otros cobran una cantidad exorbitante, ambas pólizas pueden contratarse a partir de 55€ al año. El pago total de la prima puede financiarse en una sola cuota anual o fragmentada por semestre, trimestre, bimestre o mensual. Dependiendo de las facilidades del cliente y la modalidad a contratar, es posible negociar ofertas y descuentos.