Saltar al contenido

Cómo cambiar de seguro médico

julio 14, 2021

¿Quieres saber cómo cambiar de seguro médico de forma adecuada y eficiente? Esa es una pregunta que muchos se hacen, bien sea porque su seguro actual ha modificado los pagos o porque otra compañía ofrece mejores prestaciones.

Pero cuidado, cambiar de seguro puede resultar riesgoso. Entonces, ¿Qué hay que considerar y cómo hacerlo de forma adecuada? Descúbrelo aquí.

¿Qué debes considerar antes de cambiarte de seguro médico?

Las dudas acerca de cómo cambiar de seguro médico y si es seguro hacerlo pueden agobiar a cualquiera. Es más, puede que, por descontentos con la aseguradora actual, quieras cambiarte. Pero el resentimiento puede jugarte una mala pasada. Antes de decidirte a cancelar tu contrato actual, considera lo siguiente.

Los precios bajos son enganches

Si te cambias porque otra aseguradora ofrece precios más bajos, recuerda que los precios bajos son enganches, es decir, no se pueden sostener a largo plazo y solo se emplean para atraer asegurados. Estas aseguradoras suben los precios año tras año, y resultará más caro que el anterior.

¿Con copagos o sin copagos?

Para esto, considera que un copago tiene mensualidades más económicas, pero, si utilizarás copagos altos o de forma regular, terminarás pagando más que por un seguro sin copagos. Por eso debes analizar y sacar tus cuentas de forma paciente y segura.

Sugerencias para cambiar de seguro médico

Entonces, ya estás decidido a realizar el cambio de aseguradora. A continuación, te mostramos las mejores sugerencias para que sepas cómo cambiar de seguro médico con total confianza y de manera acertada.

como-cambiar-de-seguro-medico

Contrata un seguro nuevo antes de pedir la baja en el seguro actual

No te des de baja en tu aseguradora actual sin haber iniciado los trámites con la nueva aseguradora. Considera que las políticas de cada empresa pueden cambiar y que, debido a alguna de ellas, pueden decidir no asegurarte. Y no te puedes quedar sin seguro médico, pues la salud es prioridad.

Comprueba lo relacionado con carencias y preexistencias

Para que quede claro, los períodos de carencia se relacionan con los tiempos que tendrás que esperar para una intervención quirúrgica o un tratamiento. Mientras que las preexistencias son las enfermedades que adquiriste previo a la contratación del seguro y que quedan, en muchas aseguradoras, excluidas de la cobertura.

Por eso, asegúrate de que la nueva aseguradora te ingresará al servicio sin períodos de carencia y con la cobertura de todas las patologías previas al contrato.

Solicita información sobre la política de tarificación de la aseguradora

¿Te imaginas quedarte sin seguro médico por el abuso en las tarifas de la compañía? ¡Eso sería grave! Para evitar estos contratiempos, solicita información sobre la política de tarificación de la empresa y la posible tasa porcentual de aumento anual, para que no te hagan aumentos excesivos “de sorpresa”.

Considera los trámites de baja

Existen compañías que finalizan contratos los días 31 de diciembre, sin importar cuándo lo hayas contratado. Otras, utilizan períodos de 12 meses. La ley de España sobre seguros 50/1980 indica lo siguiente:

  • El contrato se renueva tácticamente con períodos de 1 año.
  • Si el asegurado quiere rescindir del contrato, lo debe hacer con un mes de antelación. Si es la compañía, lo hace con dos meses.
  • Debes hacer una notificación por escrito de tu baja, indicando el tomador, tipo de póliza, asegurados, número de póliza…
  • Pagar las cuotas para no quedar como moroso.

¿Y si no se cumple el año, puedo darme de baja?

Si la compañía cambia las tarifas, tienes 15 días para oponerte y cancelar el contrato. Además, por motivos de fallecimiento, cambio de país o desempleo, puedes darte de baja antes.

En conclusión, ¿cómo cambiar de seguro médico? Considerando lo relacionado con el tipo y la póliza actual, lo que cubre, los costes y cómo serán los trámites de baja.