Saltar al contenido

Darse de baja de AXA en cinco minutos

diciembre 2, 2020

Quien quiera darse de baja de Axa tiene que saber que hay una serie de condiciones que tiene que cumplir. En el momento en que nos damos de alta con una compañía de seguros debemos saber que estamos firmando un acuerdo por un tiempo determinado y, si a la larga no estamos conforme con este, lo primero es mirar cuáles fueron las cláusulas del papel y en qué nos afecta a nosotros como clientes. ¿Te ha pasado alguna vez de querer rescindir el contrato y no poder por ley? Aquí te puede pasar lo mismo…

¿Cómo puede uno darse de baja de Axa?

Como muchas otras aseguradoras, Axa abre diferentes vías para que el cliente pueda darse de baja en el momento en que ya no esté contento con el servicio que le prestamos. Si bien algunas son más eficientes que otras, lo cierto es que cualquiera que uses puede darte la facilidad de no seguir con la compañía que en principio, es lo que buscamos. Para los que están convencidos de ello, a continuación os dejamos con una serie de vías disponibles:

Por correo electrónico

El correo electrónico es una de las vías más rápidas para contactar con los profesionales de Axa. Gracias a la digitalización del todo, la empresa cuenta con una dirección en la que podemos no solo tramitar la retirada de forma legal sino hacer consultas o preguntas sobre cómo va el proceso o los papeles que tenemos que entregar. Enviando un mail a atencion.cliente@axa.es tenemos la oportunidad de poner las cartas sobre la mesa y cuando todo esté aclarado, poder irnos con la competencia que queramos.

Por teléfono

Nuestros clientes también pueden darse de baja de Axa a través del teléfono. A pesar de que hay aseguradoras que no quieren saber nada de este medio, lo cierto es que nosotros lo seguimos usando para casi todo gracias a que es una vía desde la que el contacto es rápido y de forma alguna el usuario se siente como mejor comunicado. Llamando al 918 070 055 un operador se pondrá a indicarte qué es lo que tienes que hacer o cuáles son los papeles a entregar. ¿Alguien te lo puso más fácil?

Por correo certificado

A la hora de solicitar la baja de un seguro médico el correo certificado suele ser la vía que todos recomiendan. Si bien muchos ven esta forma como algo que está «pasado de moda» a la hora de la verdad es el mejor recurso que tenemos para que las cosas salgan por derecho y es que la carta o notificación que debemos enviar con la petición de retirada, solo la podrás hacer patente desde el mail o mediante el ordinario de toda la vida. ¿La dirección?: Axa Seguros Generales S.A de Seguros y Reaseguros C/ Emilio Vargas, 6 Edificio AXA 28043 (Madrid)

Por burofax

¿Pensabas que el fax ya había dejado de existir? Cuando hablamos de aseguradoras o entidades administrativas (públicas y privadas) parece como si nos hubiésemos anclado al pasado puesto que siguen teniendo aquellas formas de comunicación que tú hoy crees que son cosas de las películas antiguas. Axa cuenta con un número de burofax al que también podemos mandar nuestra solicitud de baja con la carta de justificación adjunta y todo. ¡Apunta!: 91 807 07 86.

Desde el área de cliente

Hace años que Axa se modernizó y adaptó a los tiempos que corren y es por esto que desde el área de cliente que tenemos en la página web podemos hacer el proceso de baja. Todos los usuarios de la compañía cuentan con un perfil personal desde el que ven sus consultas, la asistencia recibida o el tipo de póliza al que están suscritos. Desde aquí o también a través de la app MyAXA podemos hacer el trámite y quedar completamente tranquilos.

Darse de baja de AXA en cinco minutos 1

Pasos para dar de baja un seguro de Axa

Ahora que sabemos las vías para darse de baja de Axa lo siguiente será conocer los pasos que debemos dar una vez que estamos seguros de la decisión que vamos a tomar. Son muchas las personas que conocen las maneras pero que a la hora de iniciar el trámite se pierden y es vital que tengan claros algunos aspectos (además de esa notificación que todo el mundo debe enviar a la compañía) Para los que siguen sin ver por donde ir, a continuación os dejamos los puntos:

¿Por qué queremos darnos de baja?

Esta es una pregunta que tendrás que contestar a los responsables del seguro. Como empresa debemos entender que quieren saber la razón por la que ya no te interesan los servicios o si has visto otra oferta en la competencia que te gusta más. Llamando por teléfono o mandando un mail al agente de tu ciudad tendrás el informe lo más rápido posible pero recuerda que la aseguradora no quiere perder clientes y es muy probable que te hagan una contraoferta.

Enviar el escrito de baja

Todos los clientes tendrán que enviar un escrito de intencionalidad de baja. Con idea de que así quede registrado a través del tiempo, Axa busca la forma de que tanto tú como ellos no olviden el día en el que esto se hizo realidad y es que son muchas las personas que o bien se olvidan de las fechas o del contrato que en su día tenían. Con la documentación precisa (que te dirán por teléfono en el paso anterior) antes de que hayas cerrado los ojos lo tendrás todo para iniciar tu cometido.

Comprobar que la aseguradora nos dio de baja

Aunque las bajas de Axa suelen ser efectivas es importante que seamos nosotros quienes hagamos la comprobación de que todo está en orden y ya no nos volverán a cobrar la cuota. Esto, que se le pide a todos los clientes una vez que han tomado la decisión, es algo que nos ayuda a estar seguros de que todo fue correcto y no hay nada que nos vaya a venir de sorpresa meses después. ¿No lo haces con la compañía de teléfonos? ¡Aquí también!

¿Cuál es la documentación para darse de baja de Axa?

Si venimos hablando largo rato de la documentación que hay que enviar para no seguir con Axa, no podemos marcharnos de decirte cuál es y por qué es tan necesaria a la hora del trámite. Aunque por lo general todas las compañías piden lo mismo, lo ideal es que sepamos qué es lo que quiere la nuestra y si tenemos todo lo que pide para ello. Ahora que lo tienes claro, para que no vayas perdido, te dejamos con una serie de puntos que no puedes olvidar:

  • Fotocopia del DNI o pasaporte
  • Copia de la póliza (necesitamos que se vea número de cuenta, coberturas, fecha de alta y precio de la misma)
  • Fecha de solicitud de la cancelación

Como vemos, darse de baja de Axa no es algo complicado. Con la documentación base y sabiendo siempre qué es lo que estamos haciendo, no importa cuando sea que quieras retirarte de la póliza (siempre que estés en fecha) puesto que tanto las vías como los profesionales que hay detrás de la compañía estarán a tu completa disposición. Siempre con la idea de ofrecerte algo mejor, como ya hemos advertido, puede que en alguna ocasión te hagan ciertas ofertas pero, ¿qué tienes tú que perder?