Saltar al contenido

Darse de baja de Fiatc Salud en cinco minutos

diciembre 3, 2020

Para darse de baja en Fiatc Salud tenemos que tener todos los papeles en regla. Cuando solicitamos un alta con una compañía de seguros nos piden ciertos datos para saber quiénes somos, cuáles son nuestros antecedentes en males y qué es lo que vamos a necesitar exactamente del equipo con el que vamos a tratar. Esto, que resulta fundamental para que quedes registrado, es lo que se te pide también a la hora de retirarte del servicio pero, ¿sabrías los pasos que hay que dar?

¿Cómo darse de baja de Fiatc Salud?

Son varias las vías que tenemos en Fiatc Salud cuando queremos dar de baja el servicio. Pensando en la comodidad del cliente (incluso en ese momento en el que nos está dejando) la empresa se ha hecho con diferentes apartados desde los que podemos solicitar la retirada de todos los servicios que ahora mismo disfrutamos sin que haya ningún problema. A continuación, para los que lo tienen claro, os dejamos con ellos en las líneas de abajo:

Oficina de Fiatc Salud

Las oficinas siempre están abiertas al cliente que necesita ayuda. Tanto si queremos hacernos un contrato con la aseguradora como si lo que vamos a intentar es darnos de baja, un equipo de profesionales te espera tras el mostrador para resolver todas esas dudas que tienes. En la más cercana de tu domicilio habrá alguien que responda a tus preguntas y te diga la documentación que tienes que mandar en caso de que sí que quieras quitarte de nuestros registros.

Contactar con el mediador de seguros

Al mediador también se le puede llamar para darse de baja de Fiatc Seguros. Él, que en su día fue quien te registró en la lista de usuarios de la compañía, conoce mejor que nadie cuál es tu situación, qué uso has hecho de los servicios y la manera en la que lo has disfrutado durante todo este tiempo atrás. De una manera más personal y llevando el «control del vehículo» nosotros podremos despreocuparnos y estar a otra cosa mientras esto se soluciona.

Por teléfono

El teléfono siempre será una de las mejores maneras de estar en contacto con una empresa y/o persona. A pesar de que hay aseguradoras que prefieren no tenerlo como opción, lo cierto es que desde aquí hay una conexión directa e inmediata para ese momento en el que nos sentimos aturdidos y no sabemos qué hacer. De esta manera, llamando al 902 110 120 un operador se pondrá al otro lado para decirnos qué es lo que tenemos que hacer, cuáles son los papeles a rellenar o los datos que nos hacen falta.

Para todas las vías que hemos presentado es importante saber que el periodo previo a la baja es de un mes. Para evitar que no haya impagos o que el usuario trate de irse sin más, la compañía te pone estas limitaciones a fin de que puedas cumplir con un poco de seriedad y lleves el cálculo de esos días en los que has disfrutado de servicios que en su día estuvieron en tu mano. Siempre poniendo fáciles las cosas al cliente, ésta es la única traba que presenta pero que además, reservan todas las aseguradoras.

Darse de baja de Fiatc Salud en cinco minutos 1

Dejar de pagar, ¿lo mejor para darse de baja de Fiatc Seguros?

En ningún caso dejar de pagar puede ser una buena idea para dar de baja ningún seguro. Como en muchas otras empresas que habremos contratado en su día (y que nada tienen que ver con este tema) lo mejor es terminar con las deudas en función de lo pactado una vez que hicimos en contrato. A no ser que la situación nos supere y esté justificada, debemos hacer las cosas por derecho para que en el momento de renunciar podamos estar tranquilos.

Cuanto menos problemas nos echemos a la espalda con el seguro mucho mejor. Llegando a un acuerdo entre ambas partes puede que no tengas que estar pensando en aquello que debes pagar o cuántas son las letras que te quedan. Es importante que siempre pongamos de nuestra parte a la hora del dinero porque las demoras o los impagos se volverán en nuestra contra tarde o temprano. ¿Vas a dejar que unos euros te quiten el sueño?

Como ves darse de baja de Fiatc Seguros no es algo complicado. Teniendo todos los papeles en nuestro poder, conociendo cuál es la situación en la que nos encontramos y con los pagos hechos, la empresa pone a disposición vías y medios posibles para que tú, que ya has decidido que no quieres seguir aprovechando nuestros servicios, puedas hacer la renuncia de forma legal. Aunque siempre preguntaremos por qué te marchas o qué hemos hecho mal, serás libre de irte cuando quieras.