Saltar al contenido

Darse de baja en Asisa en cinco minutos

diciembre 1, 2020

Para darse de baja en Asisa hay que mandar una carta escrita puesto que es la única manera de que nos acepten la petición sin ningún tipo de cuestiones. Cuando contratamos un seguro médico debemos saber muy bien cuáles son las cláusulas que nos han marcado y el tiempo que duraremos con las mismas. Estar al día de los cambios o comprobar nuestro estado de forma recurrente también nos ayudará en ese momento en que optemos por la retirada pero, ¿tienes claro los términos de tu compañía?

¿Cómo puedo darme de baja en Asisa?

Aunque cuando contratamos un seguro es porque hay ciertos aspectos que nos motivan de él puede que con el tiempo tengamos una mala experiencia y queramos cambiar a la competencia para ver cómo se juega desde el otro lado. Asisa, a pesar de ser una de las compañías con mejor reputación del mercado actual, también sufre este tipo de pérdidas y es por ello que a continuación, te dejamos con las vías mediante las que darte de baja:

Delegación de Asisa

Al igual que ocurre con Sanitas, si queremos una garantía real de que nuestra baja está bien hecha lo mejor es acercarse a la oficina puesto que es aquí donde nos atenderá una persona con la que podremos hablar de tú a tú. Si bien es importante que haya una nota escrita donde quede patente que fue el tomador de la póliza quien quiso su retirada, en la sucursal de nuestra ciudad nos pueden dar los pasos y nosotros proceder a los mismos mucho más directos y convencidos.

Por fax

Si caemos en la importancia que supone mandar un escrito, el fax sigue siendo uno de los métodos que más gustan a la de darse de baja de Asisa en menos de cinco minutos. Marcando el 91 635 67 92 estaremos enviando los documentos que hacen falta para que comience el procedimiento y a partir de aquí pensar en cuáles van a ser los sustitutos de esos beneficios que hasta la fecha estábamos recibiendo con la famosa póliza de la compañía.

Por correo electrónico

El correo electrónico, que se ha convertido en una de esas herramientas de uso diario, también es una forma de mantener por escrito la retirada de nuestro contrato con la compañía. Escribiendo a la dirección gestionclientes@asisa.es estaremos formalizando la baja que tanto deseamos y desde aquí ya podremos comenzar con nuestros trámites. Es importante que sea el propio tomador quien haga el escrito y que además incluya su firma escaneada.

Darse de baja en Asisa en cinco minutos 1

¿Puedo darme de baja dejando de pagar?

Algunos usuarios piensan que solo con dejar de pagar el seguro pueden darse de baja en Asisa pero esto no es una realidad. Como ocurre con cualquier otra póliza de la competencia, para que su desuso se establezca debemos escribir a la compañía y comunicarle que no queremos seguir en la firma. De lo contrario, al ignorar las facturas pero con el alta todavía en marcha, solo estaremos incumpliendo el abono y con ello buscándonos un problema de morosidad.

Es importante que tengamos todo muy bien atado porque lo único que estaremos revelando que no queremos pagar la cuota y, con el paso del tiempo, se volverá en nuestra contra. La única manera real, como ya hemos advertido, consiste en enviar una carta a la compañía o acercarnos a la oficina para que nos den las indicaciones sobre cómo tenemos que comenzar con los trámites. En caso de que nos nos sirva ninguna de las opciones anteriores también podríamos escribir a asisa.informacion@asisa.es (solo si pasados unos días no nos contestan del mail anterior) o contactar con los profesionales mediante las redes sociales.

Conocer qué es lo que hemos contratado es la única forma real de saber si nuestro seguro permitirá que nos demos de baja en el momento en que lo queramos. Todas las compañías de España, por norma general, renuevan la póliza de forma automática y sin preguntar al beneficiado si quiere seguir con el acuerdo o no. Para ellos, no poner ninguna traba o impedimento es señal de bienestar y de que estamos contentos con el servicio que se ofrece. ¿Entiendes ahora por qué debemos dejarlo todo bien atado? ¡Consulta a Asisa todo aquello que dudes!