Saltar al contenido

Darse de baja de DKV en cinco minutos

diciembre 1, 2020

Para darse de baja de DKV tenemos que informar a la empresa por escrito. Aunque en otras aseguradoras basta con llamar por teléfono y dejar que sea el operador quien realiza la acción es importante saber que aquí con eso no basta. En ocasiones contratamos un seguro con toda la ilusión pero llega un momento que, o bien las condiciones no son las mismas o simplemente hemos visto una cobertura en otros que nos conviene mucho más para lo que estamos pagando.

¿Cómo puedo darme de baja de DKV?

Cuando queremos darnos de baja de un servicio porque ya no cumple con lo establecido nos parece un mundo. Sin embargo, en DKV lo ponemos todo muy fácil para que el abonado, incluso cuando ya no confía en nosotros, pueda establecer su retirada sin ningún tipo de complicación al respecto. Siempre pensando en la comodidad del cliente, aunque la firma del tomador es algo de completa necesidad, son varias las vías que podemos tomar:

Oficina de DKV

Son muchas las personas que, para cualquier papel que haya que tramitar con el seguro médico, se acercan a la oficina del lugar en el que viven a fin de que se les de una solución. Si bien esto es algo con lo que podemos contar en muchas otras entidades, lo cierto es que para DKV hay que tener algunos puntos claros. Lo ideal es que acudamos a la sucursal con dos cartas firmadas para que no haya ningún tipo de complicación en el momento en que nos pongamos delante de los responsables.

Por correo electrónico

El correo electrónico es una medida efectiva a la hora de darse de baja de DKV. Aquí, como hacemos envío de los documentos y redactamos un pequeño informe, hacemos patente nuestra necesidad de salir de la empresa pero sin que quede en el vacío de la voz o un acuerdo de palabras que no sabemos si llegarían a su destino. De esta manera, enviando un mail a atencion.cliente@dkvseguros.es estaremos diciendo que no queremos seguir con la compañía y que es preciso que se vaya tramitando nuestra retirada.

¿Puedo darme de baja por teléfono?

No. Aunque en muchas otras aseguradoras sí que podemos solucionar la situación a través del teléfono, para DKV no es una opción. El hecho de que las cartas tengan que estar firmadas y enviadas al remitente es lo que impide que nosotros podamos hacer esa llamada con la que esperamos solucionar todos nuestros problemas. Aclarado esto, siempre que queramos quitarnos de la compañía y dejar de disfrutar de los beneficios que antes nos ofrecía, debemos pensar en otras alternativas.

El teléfono atención al cliente de DKV no obstante, sigue en activo pero siempre a título de información. Cuando vamos a contratar un seguro, dada la cantidad de opciones que tenemos en nuestros días, es bueno saber qué es lo que nos ofrece y cuál es su diferencia real con el resto de la competencia. En cualquier caso, a la hora de darnos de baja de DKV no es para nada el medio que tenemos que usar porque como ya hemos advertido, cualquier intento caerá en vano.

Dejar de pagar, ¿una forma de darme de baja de DKV?

No. Al igual que en cualquier otra aseguradora con la que puedas estar en contacto, dejar de pagar las cuotas no es una forma de darse de baja de DKV ni tampoco de ningún otro sitio. Cuando tomamos esta iniciativa solo nos estamos tirando tierra encima puesto que quedamos como usuarios que no quieren abonar la cantidad (por la razón que sea) y esto se volverá en nuestra contra en algún momento. Para hacer las cosas bien solo debemos seguir las indicaciones que te hemos puesto en los apartados anteriores puesto que hoy por hoy, es la única manera de alcanzar el objetivo.

Dejar de pagar una cuota nunca es una opción a la hora de decir que no queremos seguir con la compañía X. Ni siquiera cuando sentimos que la compañía nos está fallando debemos tomar esta iniciativa porque con ello solo le estamos dando ventaja en caso de que sus propósitos fuesen en negativo. En DKV, aunque para otras funciones tenemos medidas diferentes, es importante conocer cuál es la metodología con la baja porque solo así podremos ajustarnos a las peticiones.

¿Cuáles son los documentos que necesito para darme de baja en DKV?

Además del escrito en el que estamos diciendo a la aseguradora que no queremos continuar con el contrato, también hay que añadir algunos documentos con los que dejar claro quiénes somos, cuál ha sido la razón que nos ha llevado hasta esto o el tiempo de confianza que le hemos dado a la compañía en cuestión. Con cuatro papeles mal contados que son de uso rutinario para nosotros, podremos establecer el fin de la relación con DKV. A continuación, te dejamos con ellos:

  • NIF o NIE del tomador: podremos escanearlo o hacer una fotografía (en caso de que decidamos mandarlo por mail)
  • Número de póliza o tarjeta sanitaria
  • Motivo por el que nos damos de baja
  • Firma del tomador del seguro

Como vemos, solo necesitamos cuatro documentos para poder solicitar la baja de DKV y es que, aunque a la hora de meternos en trámites y derivados nos parezca un mundo aparte, lo cierto es que cada vez tenemos más opciones para hacer cualquier acción. En nuestra compañía lo que queremos es que el usuario se sienta cómodo y pueda beneficiarse de todos los contenidos que tenemos. Dicho esto, os dejamos con un vídeo en el que se explica perfectamente cómo es el proceso: