Saltar al contenido

Darse de baja de Asistencia Sanitaria en cinco minutos

diciembre 1, 2020

Para darse de baja de Asistencia Sanitaria solo tenemos que ponernos en contacto con la aseguradora para que sea consciente de la decisión que hemos tomado antes de seguir. Cuando contratamos una póliza lo hacemos con ese deseo de que nos proteja y tengamos un compañero de batallas a quien pedir respaldo pero esto no siempre tiene por qué salir bien. En ocasiones, después de un tiempo y viendo cómo han cambiado las tornas, sentimos la necesidad de marcharnos pero, ¿cómo lo hacemos?

¿Cómo puedo darme de baja de Asistencia Sanitaria?

Asistencia Sanitaria es una compañía que te pone las cosas muy sencillas a la hora de dar de baja tu seguro. Entendiendo que puede haber quien no esté contento con las condiciones que le hemos puesto, no tiene ninguna intención de que nadie esté a disgusto y es por ello que cuando hablamos de facilidades en este aspecto, siempre se nos viene a la memoria. A continuación, para los que quieren probar otras alternativas en médicos privados, os dejamos con las opciones:

Oficina de Asistencia Sanitaria

Aunque ahora tenemos muchas formas de contactar con los responsables de bajas, son muchas las personas que prefieren venir hasta las oficinas de la compañía para firmar su descontento. Como para cualquier otra consulta, la aseguradora te harás las preguntas pertinentes ya  partir de aquí, si cumples con todas las condiciones (hay que tener en cuenta las renovaciones automáticas) se procederá al tratado de papeles para que pronto te quites de nosotros.

Por correo electrónico

El correo electrónico, gracias a la digitalización que hemos hecho de todas las formas de comunicación, se vende como un medio único para que podamos darnos de baja de Asistencia Sanitaria, poner una queja a la compañía o cualquier otra cosa que creamos necesaria. De esta forma, enviando un mail a oficinavirtual.dgsfp@mineco.es podremos realizar la solicitud de retirada sin ningún tipo de problemas y desde la comodidad de nuestra casa. Para las dudas, si es que las tenemos, atencionalclient@asc.cat también está disponible.

Por teléfono

Desde el teléfono también podemos tramitar este parte. Aunque en otras como DKV no es una opción, lo cierto es que esta compañía es de las que piensa en el cliente incluso cuando es él el que quiere cortar la relación. De esta forma, llamando al 93 495 44 44 tendremos a un operador a nuestro servicio y tratando de resolver todas aquellas dudas que nos acechan. Por supuesto también podemos hacer uso de del número para otras consultas aunque puede que de remitan a otro de los departamentos.

De forma independiente a la manera que uses para darte de baja de Asistencia Sanitaria es importante que haya una firma del tomador donde diga que no quiere continuar. Los papeles, ya los mandemos desde el correo electrónico, a la dirección postal o vayamos a la oficina que corresponde para que alguien lo haga desde allí, tienen que estar en manos de la compañía. La única manera real de tramitar la retirada es esta y es importante que lo tengamos muy presente.

Darse de baja de Asistencia Sanitaria en cinco minutos 1

¿Me doy de baja de Asistencia Sanitaria dejando de pagar?

No. Al igual que ya lo hemos visto en otras compañías, dejar de pagar la cuota pactada es un error que no podemos cometer. Cuando tú has contratado un servicio estás en el deber de abonar la cantidad que firmamos o de lo contrario la entidad puede manifestar quejas hacia a ti, embargar tu cuenta bancaria o cualquier otra acción legal para la que esté autorizada. Antes de tomar esta iniciativa debemos mirar todas las desventajas que supone puesto que siempre estaremos dando ventaja a la firma en cuestión.

Asistencia Sanitaria es una empresa que hace muy sencilla la baja o cualquier otro trámite que tengamos que realizar con ella. Con esto, si tenemos en cuenta la cantidad de trabas que ponen otras, deberíamos reconsiderar la idea de dejar de pagar como medida a quitarnos del seguro sin ningún tipo de aviso previo. Para más inri es importante anotar que cuando tenemos cuotas pendientes con otras compañías ninguna privada va a decir de firmar con nosotros. ¿Entiendes la cantidad de complicaciones que pone a tu alrededor?

Darse de baja de Asistencia Sanitaria, como de cualquier otro seguro, puede parecer caótico en un primer momento pero cuando nos metemos a ello veremos que no es para tanto. La compañía que quiere que sus abonados se queden con ellos pero sobre todo que el servicio les sea de agrado, te preguntará las razones por las que te quieres marchar e incluso pueden ofrecerte otras pólizas a fin de que des con ese modelo que estabas buscando. ¡No dejes de intentarlo!