Saltar al contenido

Darse de baja de Aegon en cinco minutos

diciembre 4, 2020

Todo el que quiera darse de baja de Aegon debe reunir una serie de requisitos que no podemos ignorar. Son muchas las personas que, en el momento en que están descontentas con el seguro que contrataron, creen que con escribir un mail o llamar por teléfono ya se habrán quitado de la empresa que lo ha hecho todo por ellos. Muy lejos de la realidad, es importante que controlemos cuándo fue la última vez que nos han cobrado así como el tipo de consultas que hicimos.

¿Cómo puede uno darse de baja de Aegon?

A título de información o responder a las preguntas que nos acechan, Aegon cuenta con varias vías por las que podemos ponernos en contacto con los responsables del seguro. Gracias a la atención que ofrecen al cliente desde el principio, no importa las dudas que tengas puesto que siempre habrá una manera de saber aquello que te preocupa. Para los que están seguros con su decisión, a continuación dejamos todas las formas de contacto encontradas:

En las oficinas

Darse de baja de Aegon en las oficinas es una de las formas más sencillas. Con sucursales por toda España, si lo que queremos es que alguien nos atienda para nuestra tranquilidad, aquí va a haber personas especializadas con las que no quedarán flecos posibles. Como método más tradicional, son muchas las personas que la ven como una alternativa única. En la empresa, aunque no queremos que nadie se vaya, lo dejamos todo listo para que tú no tengas de qué preocuparte.

Por teléfono

Aegon también atiende llamadas de teléfono. Además de las famosas autorizaciones o el número que hay para atención al cliente, existe otro desde donde podremos tramitar la baja sin ningún problema. De esta manera, marcando el 915 636 222, un operador te dirá lo que tienes que hacer para que la acción sea efectiva así como también despejará todas esas dudas que asaltan tu cabeza. Con todo a nuestro favor, si ya lo tienes claro. ¿por qué no nos llamas?

Por correo electrónico

El correo electrónico se ha convertido en una herramienta clave para todo tipo de comunicación. Tanto si queremos darnos de baja como hacer un pedido de comida rápida existe la posibilidad de mandar un email en el que indique qué es lo que nos hace falta en ese momento y por qué ahora es cuando deseamos recibirlo. En Aegon, además de esto también está la famosa área de clientes desde la que veremos nuestro perfil, el historial con el que cuenta y muchas otras cosas relacionadas con el seguro. ¿Te ha dado por mirarlo?

Aunque las tres vías son factibles para ponerse en contacto con la empresa, a la hora de darse de baja de Aegon debemos tener en cuenta la cantidad de papeles que hay que enviar y firmar. Sin una autorización en la que tú estés diciendo a la compañía que no quieres seguir con ellos rara vez vas a conseguir que te quiten del todo. Por si fuese poco, con esta marca debemos avisar con dos meses de antelación puesto que es el tiempo establecido para tramitar el proceso.

Darse de baja de Aegon en cinco minutos 1

¿Cuáles son los documentos que tengo que mandar para darse de baja de Aegon?

Ahora que tenemos claro que sin una carta certificada es muy complicado que se pueda tramitar la baja, lo siguiente será saber cuáles son esos papeles que nos hacen falta para cumplir con el cometido. Con solo cuatro datos, si haces las cosas correctamente, podrás quitarte de esa empresa en la que has estado disfrutando de los beneficios pero ya no te interesan. A continuación, con la idea de que lo tengas todo ordenado y bien metido, te dejamos con la serie de datos:

  • Nombre (y apellidos del tomador de la póliza)
  • Nº de la póliza
  • DNI del tomador
  • Fecha en la que se expira el registro

Es importante, en el momento de darse de baja de Aegon, decir a la empresa que conteste nuestra carta porque solo así sabremos que se ha hecho efectiva la petición. En ocasiones los clientes se olvidan de pedir esto y para algunos se vuelve en su contra. Cuando se trata de una aseguradora que hace un tiempo nos prestaba un servicio que ahora hemos denegado, es vital que quede todo bien atado porque de lo contrario podemos sufrir una serie de equivocaciones que, mal gestionadas, no nos llevan a ninguna parte. ¡Que no se te pase!