Saltar al contenido

Seguros para médicos

junio 16, 2021

Ser médico es una de las profesiones más nobles y altruistas del mundo. Pero, claro, también conlleva grandes responsabilidades, pues queda a mano de los médicos la vida de muchas personas. Por eso, es recomendable que cada profesional de la medicina cuente un con seguro para médicos. Estos permiten realizar labores médicas con la seguridad de que se tiene un respaldo por si fuese necesario.

Si eres un profesional de la salud, descubre cómo pueden beneficiarte los seguros para médicos y cuáles son las malas praxis más comunes en la medicina que, sin duda, te harán pensar en tu propio seguro.

¿Qué es un seguro para médicos y por qué es tan importante?

Los seguros para médicos son garantías de Responsabilidad Civil y Daños que se otorgan a los profesionales de la medicina y que cubren todos aquellos costes por malas prácticas hacia los pacientes o lesiones corporales  y que ocasionan demandas. Además de todos los gastos y daños que sufran las instalaciones.

Es muy importante contar con un buen seguro médico, ya que «un mal día» lo puede tener cualquiera. Con este seguro no solo cubres un gasto por indemnización a terceros, sino que también cubres los gastos de una defensa legal. Si, por alguna razón, eres demandado por negligencia médica, este seguro puede salvar tu carrera. Así que es clave para desarrollar tus labores de forma segura.  

¿En qué ocasiones necesitarás un seguro para médicos?

De forma específica, puedes necesitar seguros para médicos cuando des un diagnóstico erróneo, malos tratamientos, postratamientos o, incluso, en el cuidado rutinario de la salud del paciente. Otras malas prácticas que pueden considerarse negligencia médica son:

  • Violación a la ley de atención médica.
  • Una lesión que se le generó al paciente por mala praxis.
  • Diagnóstico erróneo.
  • Errónea interpretación de exámenes de laboratorio, además de desatención.
  • Cirugía innecesaria.
  • Cirugía en zona equivocada.
  • Errores en cirugía.
  • Medicación con dosis erróneas.
  • Alta prematura.
  • Falta de atención al historial médico del paciente.
  • Registro erróneo de la historia clínica.
  • Falta de reconocimiento de síntomas.

Pero no solo eso, existen otras negligencias médicas que son muy comunes y que suelen acarrear graves problemas a los profesionales que no tienen seguros para médicos. ¿Quieres saber cuáles son?

Negligencias médicas más habituales

Las negligencias médicas más comunes de observar en el sistema de salud, y que dejan a muchos con carreras acabadas, son las siguientes. Cabe destacar que con los seguros para médicos estas negligencias, aunque tengan consecuencias, no serán tan graves, pues cuentas con una defensa completa y hábil en todo el proceso.

seguros-para-medicos

Sufrimiento fetal en partos

La obstetricia y ginecología representan ramas de la medicina donde la negligencia es muy común, pero con desastrosas consecuencias. La vida del feto o del recién nacido es muy delicada, así como la de la madre. Por ende, si las acciones médicas no son las más correctas, el sufrimiento fetal en partos puede cobrar la vida del feto o la madre.

Y, aunque parezca extraño, seguir los Protocolos Asistenciales de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia de forma excesivamente literal ocasiona negligencias, dejando como secuelas la Hipoxia Fetal. Por eso, el médico debe estar preparado ante cualquier inconveniente que pueda surgir, contratando seguros para médicos.

Infecciones hospitalarias

Las infecciones hospitalarias se adquieren en la estancia en el hospital o centro médico y, según la OMS, son todas aquellas que se presentan en el paciente después de haber llegado al sitio médico. Estos contagios se caracterizan por ser propagación de enfermedades que se asocian a negligencias por antisepsia y que pueden derivar indemnizaciones por el paciente. Estas infecciones aparecen por:

  • Tratamientos negligentes.
  • Falta de asepsia en los viales.
  • Contacto con bacilos encontrados en el hospital.
  • Madres en parto.

Repetir ictus

Para aclarar, el ictus se refiere a alteración súbita del posible riesgo sanguíneo del sistema nervioso que genera daños neurológicos que aparecen bruscamente. Entonces, por un mal cuidado médico en problemas con la hipertensión arterial, obesidad, vida sedentaria, entre otras, se puede repetir ictus. De ahí que el médico tenga uno de los seguros para médicos disponibles.

No te enredes: salva vidas con seguridad

No te arriesgues a sufrir un duro golpe en tu carrera profesional. Los seguros para médicos ofrecen todas las garantías para que trabajes y realices tu labor con la completa confianza de que cuentas con el respaldo de una mano amiga que te cuidará y protegerá ante cualquier incidente.

En resumen, los seguros para médicos pueden cuidarte de inconvenientes con las instalaciones, demandas y negligencias cometidas en pacientes, como las mencionadas infecciones hospitalarias, el sufrimiento fetal en partos y repetir ictus. Es mucho mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo.